jueves, 26 de mayo de 2011

Problemas psicológicos y emocionales a causa de la mala alimentación

La falta de actividad física así como los malos hábitos alimentarios que protagonizan la vida de los más pequeños, no sólo son los responsables de las crecientes cifras de obesidad, sino que un reciente estudio alarma acerca de sus consecuencias a nivel psicológico y emocional.

La investigación ha evaluado a un total de 430 niños de entre 4 y 14 años a quienes profesionales en pediatría han aplicado un test denominado Krece Plus, el cual fue avalado por la Asociación Española de Pediatría y promovido por Kellogg’s.

Los datos de dicho test nutricional revelan que existe una gran porcentaje de niños con problemas de nutrición, ya que el 19% se encuentra con un nivel medio de nutrición, mientras que el 24% tiene un bajo nivel y el 16% presenta sobrepeso y obesidad.

Además, se vinculó el índice de masa corporal de los más pequeños con su nivel cognitivo,sus relaciones sociales y afectivas, pudiendo detectar que los niños con más índice de masa corporal tienen una puntuación más baja en los test y presentan anomalías a nivel psicológico.

A mayor peso corporal de los pequeños, mayores restrasos en las funciones nerviosas y musculares, deficiencias en las habilidades sociales y de autonomía personal, así como trastornos afectivos, de comportamiento y personalidad.

Claro está que una nutrición deficiente así como una dieta excesiva y desequilibrada, influyen de manera determinante sobre el desarrollo cognitivo y emocional de los más chicos. Asimismo, el ejercicio físico permite un mayor y mejor desarrollo emocional y psicológico de los niños, evita problemas de motricidad y de ansiedad.

Entonces, en un mundo donde el sedentarismo cada vez afecta a más niños y donde los hábitos alimentarios inadecuados no se revierten, los pequeños sufren sus consecuencias no sólo a nivel orgánico y físico, sino también, a nivel psicológico y emocional.

Si pensamos que se trata del futuro del mundo, deberíamos cuidar más a las generaciones de niños de la actualidad, pues una niñez limitada a causa de estilos de vida inadecuados indica un futuro descontrolado e incierto que podría revertirse con sólo efectuar pequeños cambios en las conductas diarias para mejorar la dieta y el perfil de actividad física de los más chicos de la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada