lunes, 30 de mayo de 2011

Consejos para relajar el cuello

Hoy vamos a hablar sobre una parte de nuestro cuerpo que por lo general descuidamos. Se trata del cuello, no existen ejercicios para el mismo ni un tipo de alimentación que lo beneficio, por tanto, es normal que pensemos que el mismo no necesita de ningún cuidado. Este es un gran error, según estadísticas formadas a través de la opinión de muchos especialistas en la salud, el cuello es una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre por causa de malas posiciones y las tensiones que sufrimos en el día.

Es normal que muchas personas sufran de tortícolis y se quejen de dolor en esta zona, los cuales son aliviados por una serie de movimientos. Sin embargo, este tipo de dolencias pueden evitarse directamente si seguimos unos trucos básicos. Uno de ellos consiste en relajar el cuello, de esta forma prevenimos la aparición de las molestias mencionadas.

¿Cómo relajamos el cuello? Primero que nada es importante que encontremos una habitación en la cual nos sintamos cómodos. Puedes inclusive poner un poco de música relajante e incienso. A continuación, sitúate en una posición cómoda y sigue el siguiente ejercicio: Coloca tus manos en tu nuca, presiona con los dedos bajo el cráneo, justo desde la línea media hacia fuera. Inspira. Ahora, con cada presión, debes aspirar el aire. Mientras aspiras dicho aire, inclina la cabeza hacia atrás poco a poco.

Esto te ayudará a aliviar las tensiones y por tanto prevenir dolencias, una buena forma de mantener relajado nuestro cuello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada