martes, 31 de mayo de 2011

La salud bucal en la menopausia

Hoy vamos a hablar sobre un problema que incumbe a las mujeres, se trata de la menopausia. Por lo general, las mujeres desconocen los problemas bucodentales asociados a ésta. Es muy importante acudir a un especialista y recibir tratamiento médico para superar esta afección y de esta forma mejorar la calidad de vida.

Esta etapa de la vida de las mujeres se caracteriza por la disminución de la actividad de los ovarios y de la producción hormonal, por tanto, se producen varios cambios en el organismo. Algunos de los principales problemas que se presentan más conocidos son sofocos, fatiga, sudor nocturno o cambios en el estado de ánimo. Sin embargo hay otros problemas menos conocidos que igual están presentes y se deben tener en cuenta, como son los problemas bucodentales.

Debido al descenso de hormonas se producen modificaciones en las encías, la mucosa bucal y el hueso que sustenta los dientes. Algunos de estos cambios pueden ser: perdida de color en los dientes o inclusive la alteración de su forma. Otro síntoma muy común con relación a esto es la sensación de ardor o sequedad en la boca.

El ardor bucal del que hablamos es más frecuente en las mujeres postmenopáusicas. Su principal característica es el ardor intenso y una sensación de quemazón que afecta principalmente a la lengua y muchas veces también a los labios y encías. También puede suceder que las glándulas salivales secreten menos saliva, por lo que se desencadena el síndrome de la boca seca. Esto puede derivar en problemas para tragar, saborear alimentos o inclusive hablar.

Otro problema común es la gingivitis descamativa, se caracteriza por ocasionar separación de las capas externas de las encías dejando al descubierto las terminaciones nerviosas. Esta es una situación es muy dolorosa y molesta y muchas veces el tejido que da soporte a las piezas dentales es tan frágil que se desprende simplemente al frotarlo. Este problema debe atenderse con tiempo, ya que puede dar lugar a un problema aún mayor.

Además, puede producirse la pérdida de piezas dentales, tres de cada diez mujeres sufren desgaste óseo como consecuencia de la menopausia. Este puede afectar a los huesos maxilares, provocando así que la enfermedad periodontal se acentúe.

Para superar la menopausia es importante que consultemos con un especialista para que nos ayude a resolver estos problemas.

Algunas de las cosas que se recomiendan para sobrellevarla es:

- Hacer ejercicio físico moderado.
- Tomar el sol (sin excesos).
- Dieta rica en calcio (equivalente a 1,5 litros de leche al día).
- Poca sal.
- Pocas grasas.
- Pescado y fruta abundantes.
- Beber 2 litros de agua al día.
- Evitar el café, el alcohol y el tabaco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada