martes, 31 de mayo de 2011

Las píldoras para adelgazar ¿funcionan?

Hoy vamos a hablar sobre un tema preocupante, las píldoras para adelgazar. Existen muchos métodos para afrontar la obesidad y uno de ellos es recurrir a los fármacos para lograrlo. Sin embargo, ¿funcionan? ¿cuán recomendables son?

Solucionar a este problema por medio de píldoras podría parecer la solución más práctica y fácil, sin tener que recurrir a una operación. Sin embargo, antes de considerar esto hay cosas que se deben tener en cuenta. Si bien la utilización de muchos fármacos tienen respuestas positivas también tienen efectos negativos y es muy importante tener cuidado con este tipo de cosas, ya que, nuestra salud es la que está en juego.

Científicos de la Universidad de Cambridge han estudiado cómo funciona la sibutramina, un fármaco famoso contra la obesidad, en el cerebro. ¿Qué resultados se obtuvieron? Se demostró que reduce la respuesta cerebral en dos áreas del cerebro, el hipotálamo y la amígdala, importantes en el control del apetito y el comportamiento alimentario.

¿Cómo se llegó a esto? Los investigadores emplearon resonancia magnética funcional en un grupo de voluntarios obesos a los cuales, midiendo al mismo tiempo la actividad cerebral de estos. A los individuos se les mostraban imágenes de alimentos ricos en calorías , como por ejemplo, un pastel de chocolate, y también otros bajos en caloría, como un plato de brócoli.

Como resultado se comprobó que, sin la droga el cerebro reaccionaba con más intensidad a los alimentos más calóricos como es normal, pero cuando a la persona se le administraba la píldora, la respuesta ante el pastel de chocolate y alimentos similares se reducía tanto en el hipotálamo como en la amígdala. Además, también se comprobó que después de dos semanas estos pacientes comían menos y perdían más peso.

Esto también nos muestra que la principal causa de obesidad es comer demasiado y de forma poco saludable. Si bien estos fármacos funciones su utilización no es recomendable, sino que el mejor remedio para combatir la obesidad es uno que está al alcance de todos y no tiene efectos secundarios. Se trata de comer adecuadamente y hacer ejercicio.

Aún cuando un médicamento con tan buenos resultados como este sale al mercado, es importante en lo posible abstenerse de consumirlos. Ya que, todos conocemos los daños colaterales que resultan y que son irremediables al paso del tiempo.

Se debe entender que no existen píldoras milagrosas para adelgazar, así como tampoco existe una píldora para la felicidad. Lo más conveniente en casos de obesidad es acudir a un dietista y en el de la ansiedad, con el profesional de salud mental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada