martes, 31 de mayo de 2011

Dieta post colocación del Balón Intragástrico

Ya hablamos en una ocasión sobre la colocación del balón intragástrico, los beneficios del mismo y en qué consiste el procedimiento. Si recordamos esta intervención consiste en introducir un globo de silicona en el estómago del paciente a través de un endoscopio por vía oral. Una vez que está en el estómago se rellena con suero fisiológico. Esto hace que disminuya la percepción de hambre y aumente la sensación de saciedad.

Este procedimiento puede hacerse en corporacion dermoestetica, allí puedes hablar con profesionales e informarte más sobre el tema en donde te explicaran en qué consiste y los requerimientos que debes tener para poder someterte a esta intervención .

Hoy vamos a hablar un poco sobre la dieta que se necesita seguir una vez que ya lo tienes colocado, pues para no volver a caer en la obesidad una vez que el balón es retirado es preciso cultivar buenos hábitos alimenticios, además, esto evitará cualquier inconveniente de salud y una adaptación progresiva y estable.

Durante la primera y segunda semana se recomienda solo tomar alimentos magros y líquidos que nos aporten las vitaminas y minerales que necesitamos, y que evitan que nos deshidratemos. Podemos beber agua, zumos sin azúcar, infusiones, leche y yogur desnatados, y caldos vegetales desgrasados. Esto durante la primer semana, en la segunda te recomendamos seguir con eso y además, incluir en tu dieta puré de verduras y yogur normal.

Por otro lado, es importante evitar bebidas carbonatadas, café, chocolate y derivados de los mismos.

Una vez que han pasado los días más difíciles, puedes incorporar alimentos con mayor consistencia. Por tanto, durante la tercer semana seguiremos lo que se llama “dieta pastosa”. La misma consiste en comer alimentos fáciles de masticar, como leche y yogur desnatados, caldos, puré, crema de vegetales, cereales y galletas sin azúcar, puré de frutas y compota de frutas. Además de incluir la cantidad necesaria de líquidos para no deshidratarnos.

Durante la cuarta, quinta y sexta semana haremos lo que se llama una “dieta semisólida”. Esto quiere decir que ya puedes incluir alimentos íntegros, pero de consistencia blanda, considerando que deben ser de poco volumen, ya que el estómago todavía se está adaptando y es importante no forzarlo.

Los alimentos que puedes consumir en esta etapa son: agua, infusiones, caldos, zumos de frutas sin azúcar, leche y yogur desnatado, sopa de vegetales, puré de vegetales, crema de verduras, sopas de pasta, puré de frutas, comporta de frutas, cereales, galletas sin azúcar, pan tostado, arroz, pasta, jamón york y pechuga de pavo.

Es importante que seas estricto en tu dieta durante tu recuperación para evitar inconvenientes y que tu estómago se adapte al balón.

Si tienes dudas no dudes en preguntar o consultar con un profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada