martes, 31 de mayo de 2011

Molestias digestivas en el embarazo

Algunas fechas del año, se caracterizan por lo grandes banquetes que disfrutamos, en donde comemos muchos alimentos deliciosos y muy calóricos. Es normal también que suframos las consecuencias de los excesos, malestar estomacal, ataques de hígado, entre otras cosas. El problema es aún más molesto cuando se está embarazada, por eso, hoy te damos algunos consejos para evitar molestias digestivas en el embarazo por Navidad.

Las comidas abundantes o comer demasiado rápido obligan al estómago a trabajar más de lo habitual, de aquí la sensación de malestar y pesadez. Por tanto, a la hora de sentarse a la mesa a cenar es conveniente tener en cuenta determinados puntos:

- Intenta no comer más de la cuenta y mastica despacio cada alimento, triturándolos lo más posible, de esta forma favorecerás el proceso digestivo. También debes beber despacio e intenta tomar lo menos posible entre comidas.

- Evita los platos demasiado grasos, tales como los embutidos, hojaldres, estofados con exceso de aceite o con carnes muy grasas, salsas que lleven nata, queso o mayonesa, así como platos muy condimentados y picantes, y sé moderada con los dulces, evitarás digestiones pesadas y exceso calórico.

- Puedes elegir alimentos como el pavo, o el capón, los cuales resultan menos indigestos, en lugar de cordero o el pato, ya que estos son mucho más grasos. Otra buena opción son los pescado al horno, como el besugo o chicharro, que son mucho más digestivos que la carne.

Por último, puedes apoyarte en infusiones que favorezcan la digestión, de manzanilla, hierbabuena o té verde, mucho más sanas que el café. También recuerda no acostarte a dormir enseguida de que comes, ya que esto ralentiza el proceso digestivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada