lunes, 6 de junio de 2011

Mitos sobre alimentación perjudiciales para la salud

Son muchas las falsas creencias populares y mitos que rodean la alimentación humana, pero lo que hasta el momento no sabíamos es que, varios de ellos pueden resultar perjudiciales para la salud según ha confirmado la Asociación de dietistas americanos (ADA).

Los mitos pueden confundir a las personas y en muchos casos, pueden conspirar contra una dieta sana y equilibrada, por ello, la ADA ha lanzado una campaña para desmentir las creencias más populares. A continuación enumeramos algunos ejemplos:

Estar delgado indica buena nutrición: Totalmente falso. Si bien tener kilos de más no es para nada bueno, tener un peso corporal insuficiente no es indicador de buena salud. Todos tenemos factores diferentes que influyen en el peso que, según cada individuo, puede ser razonable o no. Por lo tanto, lo ideal es consultar un profesional de la salud que pueda hacer una evaluación exhaustiva. Siempre, lo recomendable es consumir todos los alimentos en sus debidas cantidades. Nunca es buena la delgadez ni tampoco el sobrepeso.
Comer hidratos de carbono engorda: Los carbohidratos no son los responsables del aumento de peso, lo que provoca el incremento de peso es la excesiva ingesta de calorías que puede provenir de diferentes alimentos. Sin embargo, se debe controlar que la alimentación no este compuesta en su mayoría por cereales, ya que estarían faltando alimentos y sus respectivos nutrientes a la alimentación. Además, es indispensable la ingesta de carbohidratos para llevar una dieta saludable.
Cenar justo antes de ir a dormir favorece la ganancia de peso: Falso. Las calorías durante el día son iguales independientemente del momento del día en que ingieras los alimentos. Es decir, los que favorece el aumento de peso es la cantidad no cuándo consumes los alimentos. Lo que no debemos olvidar es que consumir 4 a 6 comidas por día disminuye la probabilidad de “picar” o picotear entre horas, y éste último hábito si contribuye al exceso de peso.
Consumir mucho azúcar causa diabetes: La diabetes no se produce por un excesivo consumo de azúcar sino que, para que la enfermedad ocurra es necesario que no haya insulina en el organismo. Ésto sólo ocurre si hay un defecto genético (diabetes tipo 1) o si existe un conjunto de alteraciones metabólicas adquiridas (diabetes tipo 2). El mito surge porque los alimentos ricos en azúcar son fuente de calorías vacías y por ello, al consumirlos en exceso, favorecen el aumento de peso y, el sobrepeso u obesidad pueden contribuir al desarrollo de la diabetes tipo 2.
Hacer una “dieta milagrosa” de vez en cuando no es perjudicial para la salud: No existe una dieta que pueda producir un milagro en una persona. Las dietas de moda suelen producir, al dejarlas, un incremento de peso que también se considera “milagroso” y los cambios bruscos de peso nunca son buenos para nuestra salud. Además, éstas dietas suelen ser diseñadas por personas que no conocen en profundidad el tema, por lo que siempre es preferible consultar con un profesional matriculado a la hora de decidir un descenso de peso o necesitar un plan alimentario especial.

Siempre es necesario aclarar las creencias populares porque, aunque algunas no resultan perjudiciales, confunden a la población y ésto interviene en la iniciativa de las personas para tomar una dieta saludable.

No olvidemos la importancia de la alimentación en nuestras vidas y la gran influencia sobre nuestra salud. Debemos tomar con seriedad cualquier dieta o plan alimentario que necesitemos iniciar, por ello siempre se requiere la presencia de un profesional a nuestro lado para asesorarnos y guiarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada