lunes, 6 de junio de 2011

La deshidratación y sus síntomas

En muchas ocasiones hemos hablado sobre la importancia del agua para mantener una buena salud. Con la llegada del calor esto cobra especial importancia, ya que nos deshidratamos con mayor facilidad. Es fundamental consumir al menos 2 litros diarios para que nuestro organismo funcione correctamente.

El agua cumple muchas funciones en nuestro cuerpo, entre las más importantes encontramos su papel a la hora de depurar los riñones, lo cual elimina las diferentes toxinas que nuestro cuerpo no necesita, ayudándonos igualmente contra la retención de líquidos. Es por esto que debemos estar atentos a los síntomas de deshidratación, los cuales son:

- Sed
- Sensación de ardor estomacal
- Acidez gástrica
- Sequedad de la piel y mucosas
- Cansancio excesivo
- Somnolencia

Es importante que no lleguemos a este estado y bebamos agua antes que aparezcan, por tanto, no esperemos a sentirnos mal, sino que mantengámonos hidratados a lo largo de todo el día bebiendo las cantidades necesarias.

En otros casos puede que la situación sea más grave, si sentimos los siguientes síntomas es aún más importante que bebamos líquidos:

- Pulso acelerado
- Descenso de la presión arterial
- Fiebre
- Retención de líquidos
- Ojos hundidos

Por tanto, no descuidemos nuestro consumo de agua, ya que nuestra salud depende de ello,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada