lunes, 6 de junio de 2011

Los postres, evitarlos o no

El postre es la” búsqueda del placer”. Normalmente, nos saciamos con el primer y el segundo plato, y cuando llegamos al postre lo elegimos con los ojos, con el corazón, o con el ánimo, con una finalidad puramente hedonista. No es mala esta afirmación, solo es importante ser consciente de esta actitud, que no debemos comer en exceso, que no necesitamos el postre para saciar el hambre, sino que lo elegimos como un broche de oro para el fin de la comida.

El postre excesivo es lo que es malo, aunque estemos realizando una dieta para adelgazar, el postre es importante en nuestro ingestión, pero sí es malo si lo elegimos solamente como búsqueda de una satisfacción emocional. Normalmente, los postres tienen el mismo número de calorías que el segundo plato que hemos comido, lo que hace que nuestro organismo tenga que procesar demasiada energía y no puede, lo que las convierte en obesidad.

Hoy en Blognutricion.com te proponemos una alternativa diferente según la persona o la situación concreta de que se trate:

1. Pide el café en vez del postre. Si puedes, acostúmbrate a pasar directamente del segundo plato al café. Ya que su función no es quitar el hambre, tomar un postre no deja de ser una costumbre y, como tal, podemos modificarla para prescindir de él. Si estás en un restaurante, escoge un té verde o una infusión de hierbas, ya que también estarás eliminando la ingesta de cafeína.

2. Si no deseas prescindir del postre, recurre a la fruta de temporada preparada. Cuando después del segundo plato nos ponen el frutero delante de las narices, es frecuente que no nos satisfaga, y se debe unas veces al aburrimiento. Si quieres algo más divertido dedica unos minutos para lavar las frutas que posee en tu hogar, y córtalas en trozos, colócalas en platillos y échales un chorrito de zumo de limón.

3. Y si ¿eres de los que deseas firmemente que el postre sea dulce? Lo que te proponemos es que juegues con los tamaños de las porciones. Si estás en casa, pon raciones muy pequeñas de dulce, y si estás fuera de casa pide un postre para compartir con tus acompañantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada