lunes, 6 de junio de 2011

Reemplazando algunos alimentos podemos llevar una dieta más saludable

abemos que cambiar la alimentación para muchas personas puede ser todo un reto. Es normal que la gran mayoría de las personas que comienzan a hacer una dieta no logren finalizarla. El seguir dietas por lo tanto, muchas veces puede terminar siendo contraproducente. Esto se debe a que la persona no soporta la tentación de algunos alimentos de los que se ha privado, haciendo que deje sin finalizar la dieta y comience a comer todo lo que no podía en mayores cantidades. Por eso, hoy vamos a darte algunos trucos pequeños para que mejores tu alimentación con pequeños cambios. Todos estos cambios juntos hacen la diferencia.

Por ejemplo, en lugar de utilizar mantequilla en postres horneados, cambiar por puré de frutas, como por ejemplo, el de manzanas. O en el caso de la repostería cambiarla por aceite de oliva o soja, en cantidades moderadas.

Algo similar sucede con los quesos, en lugar de elegir los más calóricos podemos optar por lo que son más sanos, como el parmesano o de cabra. En el caso del queso crema que muchas veces utilizamos al cocinar, podemos sustituirlo por una parte de yogur descremado mezclado en procesadora con 2 partes de queso ricota descremada.

Por otro lado, el chocolate para taza puede cambiarse por una cda de cacao amargo mezclado con 1 cda de ciruelas pasas pisada, cada 30 gr de chocolate.

Por último, en lugar de utilizar huevos enteros podemos podemos cocinar solamente con la clara, y en lugar de aceitunas, alcaparras, ya que tienen un gusto similar y menos cantidad de grasas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada