lunes, 6 de junio de 2011

Los excesos no son buenos a la hora de consumir agua

Muchas veces hemos hablado de la importancia de beber las cantidades necesarias de agua a diario. Hoy vamos a tratar un tema muy similar, la importancia de no irse al otro extremo y beber en demasía. Ya que, el beber agua en exceso también es perjudicial.

El agua es esencial para preservar la salud y ayuda al organismo a estar en mejor forma, pero consumida de manera poco responsable puede traer consecuencias negativas.

La cantidad de agua que cada persona debería beber depende de su peso y talla, y además, de la temporada, si hace calor o frío. También debe considerarse los otros alimentos que se consumen durante el día, ya que, las frutas y verduras ya de por sí poseen una cantidad considerable de agua.

Una de las razones por las que las personas beben grandes cantidades de agua es para bajar de peso, sin embargo, es importante destacas que beber agua por si sola no nos ayudará a esto. Ya que, para adelgazar es importante hacer ejercicio y llevar una dieta balanceada que aporte todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita.

El sobrehidratarnos puede hacer que se reduzcan los niveles de magnesio en nuestro organismo, lo cual puede afectar al cerebro, provocando dolores de cabeza, pérdida de memoria, convulsiones, aceleraración del envejecimiento y parálisis cerebral.

Por otro lado, el exceso de micción que se presenta al consumir muchos líquidos, puede provocar pérdidas masivas de potasio. Esto puede hacer que se desencadene una arritmia del corazón, fallo cardíaco en casos extremos, la muerte.

Además, el exceso de agua poco a poco va dañando nuestro riñones, por tanto con el tiempo este puede sufrir alteraciones graves en su funcionamiento, originando trastornos renales.

Por tanto, mantengamos un consumo adecuado de agua sin sobrepasarnos, de esta forma estemos cuidando nuestra salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada